supongo que lo de vivir a ras de suelo no es lo mío, yo soy más del volar de las mariposas...

Después de desistir en los intentos de incendios de nieve y calor, apareció Febrero.
Febrero con F de felicidad, traía mucho frío en una noche y muchas ganas en dos cuerpos que medían las distancias en respiraciones desacompasadas.
Eme sonreía como nunca, libre de los fantasmas del pasado y rea de su boca en una jaula azul.
Fuera el viento huracanado anunciaba la tormenta que se desataría entre esas dos almas luchando por ser una.
Los cristales se empañaban y su calor se encendía al borde del precipicio.
Era todo o nada.
Era ahora o nunca.
Y Eme le aprieta bien la mano camino a otra realidad.
Pero nunca cierra los ojos. Ni siquiera cuando duerme. Teme que alguien le robe el corazón que guarda debajo de la cama (nunca lleva el corazón encima por si se lo quitan).
Y hoy, he visto a Eme besar con los ojos cerrados. ¿Sabéis lo que significa eso? Yo sí.
Es feliz y yo estoy contenta. Me alegro por ella.

¡Espera! ¿Te estás enamorando?

3 comentarios:

  1. "Nunca lleva el corazón encima por si se lo quitan". Me gusta :)
    Besar con los ojos abiertos, es no besar.
    Beso (con un guiño ;)

    ResponderEliminar
  2. Sabía que lo había escuchado hace ya tiempo pero no recordaba a quién.
    Beso

    ResponderEliminar