Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

hasta nunca.

De verdad,   que cuando escribo es mentira. 
O al revés,  ya no me acuerdo.
Hay dos niñas jugando en la calle. Se asoman a una ventana medio abierta y espían. Ríen.  Qué lejos quedan mis niñas, mis calles, mis ventanas, mis risas. Me quiero morir dice mi niña interior. Cuando eres de un lugar sin que te pertenezca, algún día te obligan a no volver. Y cuando ese día llega te lo arrebatan para siempre. Se llevan tu niñez, tus calles, tus ventanas, tus risas, tus amigos. Y se lo quedan.  Hurtan la paz universal de tu mundo sin pestañear, porque no es tuyo. Culpa tuya si decidiste hacer el amor por primera vez en sus ventanas. Culpa tuya si preferías pasar la noche viendo las estrellas arriesgando la vida. Culpa tuya si ir en bici y pedalear fuerte era tu mejor plan. Culpa tuya si te enamoraste del barro de sus paredes. Culpa tuya si te ahogas sin su aire. Culpa tuya si querías volver. Culpa tuya. Mea culpa.  Mi niña interior, que todavía quiere volver, no entiende. No entiende que nada se…