lo que no decimos se transforma en deber, en deuda, en asignatura pendiente.

No te inventes todos los finales predicaba una canción de Quique y, joder, ojalá pudiera dejar de hacerlo.
Pero entonces me arrancaba la piel a tiras para borrar la señal de tus colmillos (igual que Leiva). Como si echar a alguien de tu cabeza fuera tan fácil como mudarse la piel.
Aunque bueno, ya solo quedan los demonios y no sé contra quién voy.
Es Zahara la que nos cuenta eso de que se me hundió el dolor en el costado y se me nublaron los recodos. Y ya véis, no hay mejor forma de explicarlo.
No quiero no estar a tu lado.
Pero no sé qué hacer contigo. Igual que nunca he sabido qué hacer con alguien cuando ha empezado a importarme de verdad.
¿Sabes cuál es mejor opción que pensar en mí y no concluir? Que me quieras.
Porque no se puede tener todo. Pero me puedes tener a mí.
Que no sabes que soy un gato con complejo de mariposa. Que yo provoco desastres naturales al otro lado de la cama con solo morderme el labio y que para arañar y desafiar el vértigo en el ático de una espalda, nadie mejor que yo.
Pero, tranquilo, supongo que huiré como siempre, como los gatos huyen del suelo y como las mariposas huyen de sus cazadores. Si quieres que vuelva una vez me haya ido, quédate quieto y entonces me posaré sobre tu nariz.
Si te mueves de forma brusca me asustarás, echaré a volar y me moriré de ganas de decirte que te voy a echar de menos.

Todavía estoy a tiempo de escoger la opción menos lógica y más suicida. La de tirarme de tu precipicio. En tu abismo. Con tus dudas.
La de dejarme matar por unos besos vacíos de amor. La de dejarme morir por un sentimiento mutilado
(eso sí que es un atentado).
La de follarte por fallarme. Y la de fundirte en mi fuego como si fueses de cera. Ya sabes, como dice Robe, siempre en estado de espera.

Que ya sé que hay más peces en el mar pero, todos tenemos preferencias y, ahora tú eres mi favorito.

Aún así finjo que no sé y que no has sabido.
Y que tampoco queremos saber(nos).

3 comentarios:

  1. Un texto muy intenso, me has dejado pensando que hace mucho que no me siento así, ¿será buen o malo?
    Un abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
  2. Gracias por seguirme, te sigo yo de vuelta. Me ha encantado tu blog.

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado este popurrí de versos y frases de canción :-) lo has hecho en prosa pero casi podría ser poesía.

    "Que no sabes que soy un gato con complejo de mariposa. Que yo provoco desastres naturales al otro lado de la cama con solo morderme el labio y que para arañar y desafiar el vértigo en el ático de una espalda, nadie mejor que yo"

    Hacía mucho tiempo que no leía algo con una carga poético-sentimental tan brutal. Sublime :-)

    ResponderEliminar