cinco, seis, siete, infinito.

Cinco de junio, siete de la mañana.
Navegas entre cristales empañados. La luna te mira cómplice.
Inspiras. La calle huele a invierno.
Sonríes
El mensaje que llevas esperando toda una vida, llega.

Y el silencio habla.

2 comentarios:

  1. Que bonita eres y que bien escribes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias! A mí me gusta mucho tu forma de escribir directa y con tanta fuerza.

      Eliminar